• CV Barroso

Las garrapatas

Qué son las garrapatas

Las garrapatas son un tipo de ácaros de menos de 1 cm de longitud que parasitan animales de compañía, silvestres, ganado y seres humanos. De forma ovalada y color café o grisáceo, poseen un aparato bucal especializado para inyectarse en la piel y succionar sangre para alimentarse.

Se distribuyen por todo el mundo y es habitual encontrarlas en zonas con abundante vegetación, como parques, jardines, bosques y zonas de paso de ganado, donde permanecen en estado latente durante meses a la espera de un hospedador, al cual se "enganchan" por contacto directo.

Aunque podemos encontrarlas durante todo el año, la densidad de población de estos parásitos se incrementa a partir de la primavera, con el calor y las lluvias, hasta el inicio del otoño.


Garrapata en un perro

Síntomas de la picadura de la garrapata

Las garrapatas prefieren picar en zonas de piel fina, como la cara, las orejas, las axilas, las ingles y el vientre. Normalmente no les produce malestar ni picor a nuestros animales, aunque la herida que producen se puede infectar, sobre todo si no se ha retirado correctamente la garrapata y quedan restos de su aparato bucal en el interior de la piel.

Pese a que se alimentan de sangre es raro que provoquen anemia por sí solas, salvo infestaciones masivas. El peligro radica en la transmisión de enfermedades infecciosas a través de su picadura, como la babesiosis o la ehrlichiosis. Su sintomatología es variada, desde fiebre, letargia y palidez hasta cojera u orina de color oscuro. Algunas de ellas pueden llegar a provocar la muerte.

Si observas alguno de estos síntomas, acude a la consulta veterinaria. Se realizará una exploración y analíticas para detectar la anemia y la presencia de bacterias o protozoos causantes de estas enfermedades.


Desparasitación: la clave es prevenir

Si has encontrado garrapatas en tu perro o gato, hay que retirarlas lo antes posible. Basta con utilizar unas pinzas de punta curva, colocándolas lo más cerca de la piel y traccionando muy suavemente a la vez que giramos las pinzas para procurar que no queden restos de su aparato bucal. Evita arrancarlas, cortarlas, quemarlas o untarlas con aceite. Si no te atreves a hacerlo o han quedado restos, acude a la clínica veterinaria.

Existen diferentes tipos de antiparasitarios externos que eliminan y repelen las garrapatas. La elección del más adecuado depende de la especie, la edad, el peso, el modo de vida, la susceptibilidad individual a ser parasitados y la forma de aplicarlos, pudiéndose combinar en caso necesario. Se pueden usar todo el año, pero especialmente entre la primavera y el otoño. Su espectro de acción es variable (pulgas, garrapatas, mosquitos, parásitos internos) y su duración también (desde un mes hasta 8 meses).


- Pipetas.

- Collares.

- Sprays.

- Champús.

- Inyecciones.

- Comprimidos.


Recuerda que más vale prevenir que curar. Cualquiera de estos productos se pueden adquirir en clínicas veterinarias y tiendas especializadas. Evita comprarlos en lugares donde no puedan ofrecerte asesoramiento profesional, ya que algunos productos son ineficaces o incluso perjudiciales.

© 2019 Clínica Veterinaria Barroso

CLÍNICA VETERINARIA BARROSO

C/ Los Osorios, 6

24007 León

987 22 21 66

Urgencias: 608 78 72 46

Barroso.png
  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram